Latest Comments
No hay comentarios que mostrar.

Dominoe abrió con tranquilidad la puerta de su apartamento y entró en el salón: dos amplios ventanales daban directamente a la playa y, desde ahí, se podía escuchar el ruido que producían las olas al romper.

El mar estaba sereno, el cielo, cargado de estrellas, y la luna imprimía una plateada estela sobre el agua del mar.

Con ropa cómoda y una gran sensación de bienestar, Dominoe se tumbó en el sofá, sacó la carta sustraída y comenzó a leer:

Hola, Andrés, hace mucho tiempo que no podemos hablar tranquilamente, parece como si lo hicieras aposta, como si quisieras evitar que nos encontremos. Cuando te veo algunas veces por la calle, al momento, ya no te veo, no sé dónde te meterás, pero, bueno, ya se lo he dicho a todos tus amigos de palabra, pero a ti, por lo que te acabo de decir, te lo digo por escrito: pasado mañana es mi fiesta de cumpleaños, cumplo dieciocho años, voy a ser mayor de edad, quiero que vengas…

—Mon dieu, ¿esto qué es? —dijo furiosa Dominoe—. Esta no es la carta que yo buscaba.

Apretó la carta con tal fuerza que la convirtió en una arrugada bola de papel que tiró por la ventana, al fondo del mar. Después, se quedó pensando:

—Quizás la conjunción de los planetas en el ascendente sagitario le dé a Aro más fortuna que a mí.

Suspiró brevemente encogiéndose de hombros y echó mano del teléfono que tenía a su lado. Tras marcar varios números y esperar un poco, una voz grave entró en escena:

—¿Aro?

—…

—Hola, yo también.

—…

—Bien, chéri, creo que ha llegado tu turno.

—…

—Tal y como pensábamos.

—…

—Sí, recibió una carta del profesor “Guego” y, después, se dirigió precipitadamente a algún lugar del bosque.

—…

—No.

—…

—Lo perdí. Pero estoy segura de que se encaminaba hacia la máquina.

—…

— Sí, sí.

—…

—No, necesito un poco de tu acción.

—…

—De acuerdo. El señor “EGUE” se alegrará… ¡Au Revoir, mon chéri!— colgó el teléfono y, sin moverse del sofá, se quedó dormida.

Alexis

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *